Nos encontramos en buen camino…

…de lograr nuestro objetivo anual. Hace dos años decidimos, siempre que fuera posible, enseñar y ofrecer tutorías según el modelo María Montessori. Eso significa, presentar a nuestros niños diferentes temas de una manera lúdica. Desafortunadamente, Corona frustró nuestros planes el año pasado. Este año, sin embargo, pudimos compensar el proyecto perdido. Como María Montessori nos dejó muchos modelos para niños pequeños, y los mayores siempre se quedaban poquito por atrás, pudimos adaptar y expandir su modelo en el transcurso de este año a los grupos de edad más avanzados, especialmente para nuestros jóvenes. En este punto, un gran GRACIAS a las Madrinas, quienes, con un compromiso inquebrantable, han compartido repetidamente ideas a nuestro Montessori-Chat y con su propia iniciativa e inspiración han convertido las sugerencias en realidad. El éxito en el aprendizaje de estos esfuerzos incansables y la alegría, que nuestros niños mostraron al aprender, no se pueden expresar con palabras, pero las imágenes lo dicen todo.
(Priska Buchmann)


Metamorfosis

Por años hemos trabajado con los niños y cada uno nos demuestra, que es especial a su manera. Cada uno de nuestros hijos pasa por diferentes procesos que duran días, meses o incluso años, pero siempre hay una etapa en sus vidas en la que cambian un poco más en serio. Habiendo crecido hasta la juventud, exigen contacto para una mayor realidad. En esta etapa ya se encuentran nuestras dos hijas mayores Suheyla y María, 14 y 13 años.
María y Suheyla, dos adolescentes llenas de energía y mucha curiosidad; con necesidades múltiples, no necesariamente de material sino de afecto, apoyo, comprensión, y sobre todo amor. Ellas son increíbles: A veces perezosas, pero una vez que comienzan algo y lo terminan, dejan de pensar en los logros, sino quieren más.
Dado que entrenamos según el modelo de María Montessori siempre que es posible, es relativamente difícil encontrar proyectos que se adapten a los niños mayores. Por eso hemos comenzado a desarrollar nuestros propios modelos para nuestros jóvenes. Uno de esos proyectos es el establecimiento de un pequeño emprendimiento, en la que ahora están integradas Suheyla y María.
El proyecto incluye los siguientes objetivos de aprendizaje:
Seleccionar producto
Calcular los gastos, los ingresos y las ganancias
Crear listas de compras y compras dirigidas
Normas de higiene y limpieza
Producción constante y de buena calidad
Almacenamiento de los productos
Estrategias de ventas
Trato amigable con los clientes
Contabilidad
De esa manera Suheyla y María han logrado mantener su pequeño emprendimiento desde hace meses. Iniciaron con ventas de choco-bananos, luego con helados de galletas, luego con más helados, pero de leche con cocoa, etc. para adaptar los sabores a las necesidades de los clientes. Otro producto con el que experimentaron fue la gelatina. Vender el helado de cocoa no les resultó, porque los gastos fueron más altos que los ingresos. Pero lo más importante es, que han aprendido de cada experiencia que obtuvieron, y este es otro objetivo de aprendizaje importante.
Aunque no hay muchos modelos de ella para la educación de los jóvenes, valoramos mucho a nuestra honorable María Montessori, porque ella nos dio el ímpetu para seguir hilando el hilo de la educación Montessori de una manera, que se adapte a nuestros jóvenes.
(Ingrid Maltez Mejia)


Vacaciones, vacaciones…

…disfrutando al máximo las vacaciones, 😉. Aquí unas impresiones, con que nuestras madrinas han distraído y alegrado a nuestros queridos con montones de actividades. Durante dos semanas casi siempre les han mantenido ocupados con cualquier interesante movimiento. La mejor manera, para evitar problemas por aburrimiento entre nuestros niños. Así pasaron dos semanas muy intensas, que requirió mucha creatividad e iniciativa propria de nuestras madrinas.
Muy bien hecho, MUCHAS FELICIDADES MADRINAS!

Leyenda de las fotos:
Pitando botellas de plástica, sembrar Mañanitas

Embelleciendo nuestro huerto con diferentes plantas
De un tronco muerto de un árbol de Mango a un hermoso huertecito
Tejiendo Pulseras
Disfrutando el deporte y la danza
Nuestras artistas decoran la pared del jardín con nuevos cuadros
Viendo películas
La piscinada
Definitivamente que sí, la vida es simplemente hermosa, ❤

Mis experiencias…

…como nuevo cocinero en Los GUSANITOS, son unas de las más bellas que tengo en mi vida. De cocinar se trata de un arte, porque requiere de todos mis sentidos activos para crear cosas grandiosas y deliciosas para nuestros queridos. Disfruto constantemente inventando nuevas recetas.
Una de las cosas más importantes que he aprendido es, que se puede ahorrar mucho dinero con la comida, pero también puedes perderlo. Es decir, menús e ingredientes adaptados a la temporada nacional, nos salen mucho más económica, que cocinar de manera que nos da las ganas. Y tenemos la gran suerte, que Nicaragua ofrece muchas verduras, frutas e ingredientes de temporada, que son ricas en vitaminas e importante para una saludable nutrición.
Lo que más me encanta en mi trabajo es, cuando unos niños llegan a la cocina a apoyarme, y puedo transmitir mis conocimientos. Que las muchachas vienen con alegría a ayudarme es algo como común, pero poco a poco también los varones se dan cuenta, que ni solamente pueden cocinar, sino también ayudar en todas las tareas del hogar, 😉.
Y claro que sí, como por cada cocinero es muy placentero, cuando recibo un alago por el sabor de mi comida o merienda, así que poco a poco voy liberando mi chef interior.
Y aquí, Matías y yo hicimos “Chayotes gratinados con queso, claro que sí, acompañados con arroz”. BUEN PROVECHO!
(Juan José Ponce)