El mejor momento…

…para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora.
(Proverbio chino)


Del cobertizo de herramientas…

…a la habitación del descanso de nuestros chiquis. Simplemente genial, como han convertido esta cosa fea en un joyero. Nuestras Madrinas y Padrinos no solo tienen un corazón dorado para guiar a nuestras niñas y niños, sino que también se han convertido en verdaderos artistas. Hasta nuestro gallo abuelito, que nos ha acompañado por 9 años, también ha recibido su merecido lugar de honor. El fue el primer gallo, que la familia Reyes-Zeledón nos ha regalado como agradecimiento por cuidar a sus hijos.


Una de las pasiones más hermosas…

…que tengo, son nuestras niñas y niños, que trato como mis propios hijos. A pesar de que necesitan una educación amplia, necesitan sobre todo amor, cariño y comprensión. Estoy convencida, que de esta manera se puede incentivar a dar esperanzas a la realidad de este país, que siendo el segundo país más pobre de América, que ya al menos hace tres décadas ha ocupado este lugar.
Aunque la situación para nosotros es bastante crítica, hay que luchar para seguir adelante. Por eso nos preocupan mucho los niños y niñas con pocos recursos. Por lo tanto, cada día les ayudamos a descubrir sus habilidades dándoles las herramientas necesarias, para que en un futuro con una formación educativa puedan mejorar su calidad de vida.
¿Y cómo hemos logrado mantenernos en este incómodo segundo lugar durante décadas? Una de estas razones es en mi opinión la educación de nuestros paisanos. Por eso creo que es importante, que damos a nuestros hijos la mayor posible educación, conocimientos generales y modales sociales a su camino. Pero solo podemos lograr estos objetivos, si también llegamos a sus corazones.
Lo que a mí más me motiva, es enseñarles a los niños y niñas a promover el respeto a todos los seres vivos, razas, culturas, religiones y clases sociales, para que en un futuro sean independientes, autosostenibles y sepan adaptarse a las etiquetas sociales, sin perder su verdadero origen.
(Kelly Ingrid Zepeda Parrales)


 

Jajajajjjjjjjjjjjjja…

…ha llegado el momento, la seriedad de la vida ha comenzado de nuevo,

Nuestros tres mosqueteros…

…Tómasito, Natieska y Keysi empezaron sábado pasado con su curso externo de inglés, en ABC en Granada. Es primera vez, que intentamos el experimento del inglés temprano con cursos externos. Normalmente mandamos nuestros niños a parte de la secundaria a cursos externos, para aprender inglés, pero este año queremos comenzar con este nuevo experimento.
Tómasito es el más chiquito del trío, tiene apenas 8 añitos. Pero su hambre de conocimiento es incansable, eso siempre ha sido así. Mientras otros niños jugaban, Tómasito se buscaba una esquina tranquila para leer. Así con 5 años le hemos prestado libros de niños en su casa, para que también allí pudiera disfrutar de su hobby. Tómasito fue nuestro primero bebe en Los GUSANITOS en el año 2012, tenía apenas 2 meses de edad. En esta época por nada estábamos preparados para niños pequeños para atenderlos. Así que lo metimos en una caja con un montón de almohadas y le pusimos bajo un árbol de mango en el patio, que mirara los globos coloridos, que le hemos preparado, para que se distraiga poquito.
Su hermana Natieska, nuestro peluchito como la llamo cariñosamente, tiene 10 años y de ninguna manera se queda por atrás con su sed de conocimiento a su hermano.
Keysi es la hija de nuestra Madrina Kelly, y tiene apenas 9 años. En el año pasado, ella faltaba mucho en la escuela por lo del Corona, que tuvo un efecto muy negativo en su boletín. Esto tuvo menos que ver con su inteligencia sino más con el hecho, de que su madre se negó a enviarla a la escuela durante la pandemia. Pero en casa, ella trabajaba diario voluntariamente, para no perder el hilo de sus clases. Keysi es una estudiante muy inteligente, independiente y tiene un conocimiento general muy amplio.
Así los tres se lo ganaron realmente, para que comienzan con nuestro experimento. Y si todo nos va bien, seguramente vamos a seguir con otros niños, que brillan con sus actuaciónes.
(Priska Buchmann Scherer)