Me faltaban en cada rincón

Seguimos con nuestros pequeños grupitos de niños, brindándoles cuatro días de alimentos y dos días de reforzamientos en las materias, que se les complica o se les dificulta.
En nuestros tiempos libres hemos estado constantemente pintando de diferentes colores llamativos y alegres, para que el ambiente sea más agradable para nuestros niños. Al mismo tiempo nos aprovechamos que, con los diferentes dibujos de animales, frutas, emociones y símbolos patrios, les enseñamos a nuestros queridos varias cosas, que existen en nuestro ámbito, sin que se dan cuenta.
Se aproxima la navidad, llena de amor, esperanzas y sueños. Muchos se dedican este mes a manualidades para estar unidos en familia y disfrutar más tiempo con sus seres queridos. Nosotros como familia gigante, también hemos elaborado una manualidad con cada uno de nuestros niños. La elaboraron con su propio esfuerzo, dedicación y creatividad y también nos ayudaron a decorar lindísimo el árbol navideño, mientras elaboraron todos los adornos de material reciclado.
Me da mucha alegría tenerlos nuevamente a nuestros niños. También en ellos se les nota la emoción, de haber regresado. Fue muy difícil estar lejos de ellos, sin compartir los buenos momentos con ellos, sin jugar con ellos los diferentes juegos, sin recrearnos libremente, sin disfrutar sus avances en el colegio y sin observar sus distintas emociones, ideas, cambios, etc. Sí, ellos me faltaban definitivamente en cada rincón.
(María Teresa Reyes Rosales)