Nuestro gran día ha llegado

Ya hemos pasados casi un mes de pura alegría y en harmonía con nuestras niñas y nuestros niños, mientras nos hemos dedicados completamente al tema Navidad. Así poco a poco ha crecido nuestra decoración navideña hermosísimo, que hasta el último detalle este hecho a mano de nuestras niñas y nuestros niños. Por fin ha llegado el gran día que mientras tanto todos esperaban con impaciencia. Así como punto culminante hemos celebrado una fiesta navideña estupenda en el círculo de los familiares de nuestros protegidos.
Mientras me despido con un enorme GRACIAS hasta el 9 de enero 2017, doy la palabra a nuestra hija Tamara, que ha logrado a redactar sus propios pensamientos sobre el tema NAVIDAD. Un resumen que a mí personalmente me ha impactado mucho y me ha enseñado otra vez, lo mucho lo que podemos aprender de nuestra juventud, si solo nos proveeríamos a oírlos con poquito más frecuencia.
(Priska Buchmann)


En Navidad se reúnen las familias para celebrar una Feliz Noche Buena. Ni todas las niñas y todos los niños tienen esta oportunidad, también por algunos de nosotros es la primera vez que estarán juntos con toda su familia.
No es la experiencia de tener muchos adornos que al final no son adornos, no es la nieve, no es el árbol navideño, ni la chimenea, que nos hace sentir el verdadero ambiente navideño. La Navidad es el calor que llega a nuestros corazones de las personas que nos rodean. La Navidad es un sentimiento que nos une, es la generosidad de compartirla con los que nos proporcionan abrigo y la seguridad, de que vamos a avanzar juntos.
Por lo tanto, la Navidad no es un momento específico y ninguna temporada, sino una emoción de alegría y paz por tenernos el uno al otro. Este regalo – lo que puede llegar en cualquier momento – esto es el verdadero regalo navideño que nos dibuja una sonrisa de oreja a oreja. Estar unidos como familia, claro que sí, eso para nosotros es Navidad.
¡FELIZ NAVIDAD!
(Tamara Ortega, 14 años)