Estábamos laborando como las abejas

Nuestras feas paredes de cinc brillan como una serie de coloridas paletas. Malolientes tuberías de aguas se han transformado en coloridas maceteras, y las primeras plantitas de uvas gatean diligentemente por la maya. Incluso nuestras patinetas han encontrado un lugarcito maravilloso en nuestro alterado mundo. Aunque estamos muy content@s del embellecimiento de nuestro patio, no pensamos detenernos, porque parece que este trabajo en puro equipo ha estimulado la fantasía de nuestros querid@s, 😀