Me encantan los fines de semanas…

…porque estos días utilizo para darles a pequeños grupitos de niñas y niños de nuestros GUSANITOS más atención personal. Esta vez hemos disfrutado las Isletas de Granada, con Stephany, Génesis y Mareling. Aunque mientras tanto conozco Las Isletas como mi propia bolsa, ellas cada vez se presentan de nuevo en otra cara. Parece como que la flora y fauna se cambia a sí misma en vestidos diferentes, para ofrecernos miles de cosas fascinantes que hay que descubrir. Y cuando este ambiente florecido se combina con la alegría desbordante de mis tres muchachitas, el día se convierte en una contagiosa e impagable aventura.
Lo único lo que lamentablemente siempre se presenta en el mismo vestido, es la enorme cantidad de basura en todos los lados.
Ay Nicaragua Nicaragüita, que país tan bonito, tanto sufrimiento por tantos humanos irreflexivos e ignorantes, que sin vergüenza te deja hundir en sus huellas profundas…
(Priska Buchmann Scherer)