“Proyecto Techo”

La temporada antes de la navidad, en doble sentido, siempre es un tiempo muy difícil para nosotros. Es la típica temporada donde se descubre, que el proceso de la superación de nuestras niñas y nuestros niños al igual que sus pasados todavía están en pleno, o sus circunstancias de vidas familiares no se han estabilizado lo suficientemente. Esta temporada también para nosotros es un gran desafío, porque muchas veces nos vemos más o menos indefensos enfrentando a esta multitud de diferentes emociones. Para poder controlar y manejar las agitaciones emocionales de nuestros protegidos un poquito mejor, este año nos hemos concentrado totalmente en equilibrarlos internamente, mientras nos hemos dedicado a manualidades, acompañados con canciones, unas más, y otras menos torcidas, ;-).
Así ha nacido nuestro hermoso pueblito GUSANITOS, que consiste en 19 viviendas familiares, que simboliza los hogares de nuestr@s 38 niñas y niños, que vienen de 19 familias diferentes.
En todos los aspectos hemos usados materiales reciclables como cascaras de toronjas, restos de velas usadas mezclado con crayolas rayadas que ya no sirvieron, discos fregados, hierba seca, tierra y piedritas volcánicas de nuestro patio, y palitos de Eskimo. Bueno, en el caso de los palitos tenemos un poco engañados, porque hemos comprado los palitos, en vez lastimarnos los estómagos causados por comer demasiado helado, ;-).
Para cerrar el círculo y sentirnos en armonía con la naturaleza, no faltaba que nos hayamos aprovechado del jugo de las toronjas, que surgió en galones con 60 toronjas. Dado que la vida sin embargo es un dar y tomar, devolvimos las mechas en nuestro hueco del patio, y hemos sembrado las semillas de toronjas.
Por la creación de este pueblito idílico, entre muchas cosas más también hemos aprendidos, que nunca falla un hermoso regalo por falta de dinero, sino por falta de voluntad y fantasía florecida. Además hemos disfrutado por lo máximo esa maravillosa temporada antes de la navidad, lleno de armonía, ingenio, consideración y alegría, en un ambiente de solidaridad familiar única.
Ricas de experiencia acumuladas, y acompañados de recuerdos maravillosos nos despedimos de un año más lleno de satisfacción. Nos tomaremos nuestro bien merecido descanso anual, y a partir del 4 de enero 2016 nuestros protegidos seguramente nos van a llevar a unos y otros interesantes, y coloridos viajes de descubrimientos.
También a ustedes les deseamos que el año 2015 les haya llenado con plenitud. Y por el caso si se cansarán de la fiebre navideña, hay una buena manera de escaparse del estrés de las compras: Nadie más que nosotros mismos somos los responsables, que el valor de los regalos en general y el volumen de las comidas festivas, nunca se dejan medir con el contenido de nuestra cartera, ;-). En este sentido os deseamos una maravillosa navidad en armonía, paz y humildad.
(Priska Buchmann Scherer)