Como transmisores de “paz y alegría”…

…nuestros niños son incomparables, increíble como han sabido expresarse por medio del canto y baile. Ellos transmitieron al público todas esas emociones que, muy dentro de sus corazones, guardan, dejándolas salir con gran esplendor.
Cuando una y otra vez los “guerreros-territoriales” de diferentes barrios a nuestro alrededor, se enfrentan entre sí hasta los dientes desde cualquier medio, ellos intentaron dar un poco de tranquilidad con la pequeña obra que presentaron.
Me cuesta un poco encontrar las palabras adecuadas para describir la obra de arte que mostraron nuestros niños y niñas, pero de igual manera lo intentare. Fue algo así como una mezcla de todos los sentimientos que uno puede imaginarse, envueltos en una gran pelota, que sin ninguna otra opción tiene que subir al firmamento, estallando en una colorida explosión. Gotita por gotita volvió a la tierra, y disolviendo del aire la guerra, el odio y la tristeza. El amor, la paz y la alegría los reemplazaron y dominaron el ambiente. En pocas palabras, la presentación fue así de tan emocionante, que en algunas escenas se me pusieran los pelos de punta, y la sangre en mis venas casi se congela. Y en otras escenas casi no podía recuperarme de los ataques de risa. Y no dudo que a nuestra fotógrafa le fue igual, porque la mayoría de las fotos no son de tan buena calidad. Pero eso es comprensible, porque este evento en realidad fue tan impactante, que nada más importaba en ese momento, que ver a nuestros pequeños disfrutar del gran espectáculo en el que trabajaron hasta el cansancio, 😀