Soledad

Con impresiones de preparativos de nuestro ambiente navideño y estas sinceras palabras de Isabel, nos despedimos de este 2014, y nos vemos hasta el 5 de enero del 2015. Agradecemos su compañía en lo bueno y en lo malo, y les deseamos una hermosa navidad en armonía y paz.


Soledad
Cuando en el fondo de mi vida estoy tan triste y siento soledad, y no tengo a nadie a quien decirle lo que me está pasando, miro al cielo claro, desde donde tres luces iluminan mi rostro que alegran mi corazón. Siento como el viento sopla y acaricia suavemente mis mejillas. De pronto desaparece mi tristeza y siento que no estoy sola. En esos momentos me doy cuenta de que Dios, y las personas que él ha puesto en mi camino, siempre me van a apoyar, cuidándome y ayudándome a dar siempre un paso más por adelante en todo.

Con mucho cariño doy gracias a todos los que me brindan comprensión y amor, y les deseo feliz navidad.
(María Isabel Vanegas Urtecho, 13 años)