La bola de nieve…


“…y luego conocí a una mujer en la playa, que en Granada ha levantado un proyecto muy especial para los niños…”
Acompañado con esas palabras me mostraron fotos de los GUSANITOS, las  cuales una amiga de mi mamá ha tomado durante sus vacaciones en Nicaragua en el año 2013. Cuanto más aprendía acerca de este proyecto más deseo sentía de conocer personalmente esos niños, y al menos por un periodo ser parte de esa familia. La decisión fue tomada rápidamente, y me he preguntado cómo podría utilizar el tiempo de la mejor manera posible antes de mi salida. Por eso estuve en contacto con Priska y de ella sabía que con todos los niñ@s han planificado un paseo al mar antes de las grandes vacaciones navideñas. Además, especialmente al final del año hay muchos gastos adicionales como la compra de libros para el nuevo año escolar, preparar artesanías de Navidad, coser trajes de danza, etc.
Así que me he propuesto el objetivo de recaudar algunas donaciones en mi entorno. Me hice a la idea recoger dinero para que juntos podemos invitar los GUSANITOS al viaje anual al mar que está presupuestado con 350 Euros.
Para lograr este objetivo hemos organizado una cena de caridad en mi trabajo en la Iglesia de la Juventud. El primer evento en el nuevo año fue puesto bajo el lema «come2help», y diligentemente hemos preparados sopas, pastas, ensaladas, pasteles, etc. para vender. Para mi gran alegría la iglesia de San Francisco en Linz, Alta Austria,  hizo el siguiente post, mientras espontáneamente nos donaron una parte de sus ingresos del mercado de pulgas.
Al contarles de los GUSANITOS a mis conocidos y parientes poco a poco se encontraron más personas las cuales nos apoyaron. Algunos de ellos iniciaron sus propios pequeñas actividades, por los que se puso en marcha una pequeña bola de nieve.
Mientras tanto había pasado medio año, y podíamos mirar un orgulloso resultado de 1’115 Euros.
Ahora, hace más de 2 semanas ya me encuentro a 30 grados y sol en Granada en los GUSANITOS, y a pesar de que navidad se acerca, me cuesta mucho pensar en bolas de nieve. La donación fue recibida con sorpresa y gran alegría, justo como a mí me han recibido, con una gran alegría y mucho cariño en la familia de los GUSANITOS.
Desde este lugar envió un enorme GRACIAS a todos los que han ayudado a formar de una pequeña bola de nieve un gran muñeco de nieve.
(Julia Hofer)