Un proverbio dice…

MejoresAlumnos

…“El orgullo aparece antes de la caída”, por eso no me gusta tanto usar la palabra “orgullo”, y mucho menos cuando se trata de nuestros GUSANITOS. Pero creo que en este caso se nos permite hacer una excepción, porque creo que con razón sentimos poquito orgullo de nuestros mejores alumnos. Si me lo permiten, voy a voltear el calendario por 2½ años por atrás y con una sonrisa se me repite una película como si hubiera sido ayer: Yaitza llorando y gritando, con toda su fuerza defendiéndose contra la escuela; Gabriela con sus miles de excusas para ver la escuela sólo por detrás; Tamara arreglando sus tareas durmiendo; Caricia con lágrimas en sus ojos arreglando sus tareas, siempre repitiendo la misma frase: “No puedo”; a Amparo hirviendo cienes de litros de té de manzanilla con miel para calmar su estómago antes de los exámenes; Brayan como castigo, arreglando tareas extras, o alegre dando vueltas y mas vueltas en el patio por su insoportable comportamiento con sus maestras; Javiera nerviosísima como pulga saltando de una esquina a la otra, hasta tropezándose con sus propios pies; Yickman ganándose una suscripción permanente en el baño por su diarrea; Aixa…..etc., etc., etc.
Hoy, casi 2½ años después de todas esas subidas y bajadas, Amparo, Gabriela, Javiera, Mareling, Aixa, Yaritza, Tamara, Caricia, Brayan y Isabel desfilan como mejores alumnos de la escuela pública Gertrudis Bermúdez por Granada. Sí, esta es una verdadera razón para hacer una excepción y decir: Somos orgullosos de ustedes, les felicitamos y deseamos que siguen con la misma energía por adelante.
Pero no olvidemos a Mayra y Andrea, nuestras maestras de las clases particulares, porque una gran parte de este éxito tenemos que agradecerles a ellas. Ellas son que continuamente motivan con mucha alma, y que apoyan incansablemente a nuestros GUSANITOS a lograr sus resultados de aprendizaje.
(Priska Buchmann Scherer)