¡Todos estamos bien!

Y así hemos evitado el pánico y superado el susto por el terremoto. También nos dimos cuenta de que necesitamos más mesas, porque la mayoría de nuestros GUSANITOS ya estaba en casa, 😉