Parece que…

 

…como el mes mayo es el mes de los cumpleaños, porque hemos celebrado ni menos que 6 cumpleaños. Mandamos un fuertísimo FELIZIDADES a nuestros cumpleañeros Naomi, Franklin, Isabel, Tatjana, Madrina Fátima y nuestro pulguita Tómasito que ha cumplido un añito.

Y nuestra Stephany ha celebrado su “cumple” tan especial y personal. Ella nos ha dejado con boca abierta, mientras de pronto se levantó y nos ha demostrado que aparte de ya quiere seguir su camino caminando, J

Nuestros GUSANITOS nos han traído sus boletines y como siempre no hay ninguna queja, podemos felicitar toditos a sus obras magníficas. De momento estamos estudiando las notas y el desarrollo de cada uno, para poder dedicar cuales de nuestros GUSANITOS tienen la madurez, para que en el año próximo pudieran visitar una escuela privada.

También era tiempo de los boletines para nuestras madrinas, J. Mayra, Paola, Teresa y Ingrid, estudiando por los fines de la semana a la UPONIC en Masaya, toditas han terminado el trimestre con bravura! Neysi que está terminando su secundaria nos ha comentado que para ella el inglés todavía se escucha como chino, pero también en su boletín no hay nada a reclamar. Fátima nuestra futura peluquera ya sabe todo del arte de los diferentes peinados. Hace poco ella ha empezado con el aprendizaje del corte del pelo. Desde entonces todos vivimos en el peligro de que ella esté buscando “victimas para practicar”. Sin dudas, un fuerte FELIZIDADES a nuestras madrinas “guerreras”, 😉

Y por fin una pequeña anécdota, típica por el tema “Boca de niños”:
Madrina Mayra fui con l@s niñ@s más grandes en el Museo de San Francisco en Granada. Por fin ella invitó l@s niñ@s en un restaurante a tomar un bíchele de té. Cuando ella quería pagar, necesitaba toda su diplomacia, para que la situación no se ha convertido en un desastre:
“Tía Mayra, el camarero te ha engañado! Él nos dijo que el bíchele de té cuesta C$ 75.– y ahora te pide C$ 95.–“
“Cálmate Tatjana, el camarero no nos ha engañado, porque nos ha pedido C$ 75.– por el bíchele de té, más C$ 20.–por los impuestos, eso por fin son C$ 95.–”
“¿Tía, que significa la palabra impuestos?”
“Impuestos pagamos para que hemos usado los vasos, para que hemos usado la mesa y las sillas, además….”
“No tía, así no! Próximamente nos sentamos en el parque para tomar nuestro bíchele de té, por allí es sentarse gratis!”

Os mandamos un montón de rayos de sol, hasta el próximo…

.