Ya ha pasado casi un mes…

n

…desde las últimas noticias sobre nuestros Gusanitos y nuestros actividades. Mientras tanto hemos celebrado los cumpleaños de Amparo, Gabriela y Tamarita a cuales mandamos un FELIZIDADES y un abrazo fuertísimo.

Con el corazón encogido y un GRACIAS enorme nos hemos despedido de Katrin, nuestra voluntaria de Dinamarca.
Casi al mismo tiempo hemos podido dar la bienvenida a Nicole de la Suiza. Nicole trabaja para una organización en Indonesia, cual aleja las mujeres y sus hijos de las calles, mientras enseñan a las mujeres manualidades, que les asegura un futuro con sus propios ingresos. Por eso levanta la organización en Muntigunung (Indonesia) un nuevo Taller, por adonde ofrecen a las mujeres a aprender tejer hamacas.
Nosotros hemos reactivado toda nuestra sabiduría y los contactos, y Jerling como especialista en el arte de tejer hamacas, ha inaugurado a Nicole en todos los secretos de este arte. Nicole, tu visita y el intercambio cultural como de experiencias era un enriquecimiento enorme. Te cruzamos los dedos y os deseamos mucho éxito con su Taller de Hamacas en Indonesia. Y ya sabes, nuestros Gusanitos ni solamente te esperan por el efecto fantástico de tus terapias de Shiatsu,  😉 

También hemos pasado diferentes enfermedades y pequeños accidentes con nuestros Gusanitos. La realidad es, si nos encontramos en las temporadas secas o lluviosas, siempre estamos en la guerra con las enfermedades crónicas como la gripe, asma, alergias de piel, y claro que sí, la diarrea crónica. En la temporada seca sufren nuestros Gusanitos por el polvo, y en la temporada lluviosa por el frio. Siempre el mismo círculo vicioso, hasta que no se dejan cambiar las circunstancias de viviendas de nuestros Gusanitos. Aunque mientras tanto más o menos hemos aprendido a manejar y vivir con esas realidades, nunca llegamos al punto por adonde nos acostumbramos a esas circunstancias!

Claro que si, que también podemos contar de experiencias lindas, cuales no queremos reteneros, y esa son las más grandes y más pequeñas alegrías que vivimos diario con nuestros Gusanitos. Sean los primeros pasitos de Abdi y Tomasito; los primeros signos de la socialización de nuestra Stephany que ahora casi ha perdido el miedo de las personas, además nos ha regalado su primer sonrisa, y hace poco busca sus compañeritos, aunque sea rastrándose; Naomi, Alex, Suheyla, Natieska y Chery jugando pacíficamente, mientras con tierra construyen el Volcán Mombacho con el Río San Juan, y por fin se miran como los cincos pequeños moritos, sucio de arriba hasta abajo e infinitamente feliz; el paz entre nuestros Gusanitos más grandes cuando se preocupen con mucho concentración a una manualidad, cuando se dedican a su deporte preferido – la danza –  y se pierden totalmente en sus propios mundos, lleno de ilusiones bonitos; cuando vuelven de las clases y se molestan sobre las profesoras o nos comentan de sus primeros amores de la juventud, y un rato después como contraste grosero saltan alegre por el patio y
se comporten como niñ@s pequeñ@s, 🙂

Sí, eso y mucho más son nuestros rayos de esperanza, cuales nos mantienen y nos dan la fuerza, a tomar cada día como una nueva experiencia, lleno de sorpresas positivas.

.