Aunque la seriedad de la vida …

.


…en punto colegio ha empezado, siguen nuestros GUSANITOS con su labor en el asilo de ancianos en Granada. Cada viernes les toca la misma fiebre, casi no pueden sentarse tranquila para almorzar, porque no pueden esperar la hora hasta que finalmente pueden irse en el asilo. Ahí sus abuelitos les esperan con la misma impaciencia, J. Mientras tanto se han formado relaciones amistosas como entre abuelas y nietas, por el alma y la mente un enriquecimiento mutuo.
Nosotros como sus madrinas somos muy contentas sobre este desarrolloque nos confirma,
de que nos encontramos en un bueno camino con nuestros GUSANITOS.
.