Pero a esa Piñata …

n

… no quitamos la cabeza, tiene un valor singular ! 🙂