Como es bien conocido…

100712_A… la situación social y económica en Nicaragua para muchas personas, es realmente muy grave y difícil, un desastre para muchas familias.
Una de las consecuencias más dramáticas es que en muchas familias nicaragüenses, las madres tienen que dedicar mucho tiempo a ganar pequeños salarios (que varias veces les prometen y por fin no les pagan), y por tanto no tienen tiempo suficiente para cuidar adecuadamente a sus hijos pequeños. En estas situaciones, muchas hijas tienen que asumir el papel de madres con sus pequeños hermanos, y ocuparse de su cuidado durante muchas horas al día. Y en familias numerosas son varios hermanos pequeños de los que deben de cuidar. Estas niñas hacen de madres de forma antinatural, ya que deberían estar viviendo su propia infancia o adolescencia. Cuidan de sus hermanos como madres reales, y no tienen tiempo para su educación, juegos, o desarrollo personal.

Una de nuestras tareas y objetivos en nuestro proyecto, es ayudar a estas niñas-madres a recuperar su propio espacio infantil, para que disfruten de una niñez más regular y normal. Una tarea que no es fácil, pero que creemos que es muy importante y básica para que se desarrollen de forma adecuada y puedan disfrutar de su niñez de forma plena.