Priska Buchmann Scherer

Lo único importante en la vida son los rastros de amor, que dejamos, si nos vamos.
Albert Schweitzer

Priska Buchmann Scherer es el alma mater del proyecto Paraíso de Infancia “LOS GUSANITOS”.
Ella llegó en 2008 a Nicaragua, con la idea de colaborar en un proyecto humanitario, para participar y ganar experiencias. Impresionada por la gran cantidad de niños, jóvenes y ancianos sin hogar en las calles de la ciudad de Granada, se decide a ayudar, y encontró una cocinera en el barrio San Matías de Granada. Con su mochila llena de bolsitas de arroz, frijoles, tortillas y bananos, Priska recorrió a las calles de Granada, a conocer y entender la vida de los niños, jóvenes y ancianos que no tenían hogar. Tras esta primera experiencia, Priska se ha dedicado a diferentes trabajos sociales: en la calle, en un hospital, en una escuelita, en una escuela especial, y en un Centro Social.
En febrero 2012 Priska alquiló una casa en Granada, en un barrio habitado por numerosas familias con pocos recursos, con el objetivo de convertirla en un centro de educación y atención social a las niñas y los niños del barrio. El 1 de mayo 2012 ella ha abierto la guardería infantil Paraíso de Infancia “LOS GUSANITOS” Tamarindo, que financiaba de su pensión de viuda y alberga a 40 niñas y niños.
Priska Buchmann Scherer no ha podido acostumbrarse al pensamiento, de que esta guardería solamente significa una “gota de agua en el océano enorme”. Por eso ella soñaba muy pronto de otra guardería más, en otro distrito de Granada. Por lo tanto, ella comenzó a preocuparse seriamente con el pensamiento, de juntarse con socios para financiar una segunda guardería.
El 1 de mayo 2017 ha llegado el momento, gracias al apoyo de socios y patrocinadores se han podido abrir las puertas del Paraíso de Infancia “LOS GUSANITOS” Sabaneta, que recibe otros 40 niños y niñas más.
Dos oasis de armonía, los que dejan contemplar a 80 niñas y niños con sus familias, el futuro con más esperanza.