Asistencia social

Guardería Gusanitos

La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices.
Albert Einstein

Nuestro método de trabajo se basa en nuestra filosofía y principios, que afirman que “Amamos con pasión a nuestros Gusanitos, como a nuestros propios hijos e hijas”. Eso significa una atención lo más personal y cercana posible. Por eso siempre trabajamos en pequeños grupos.
Cada madrina es responsable por lo máximo de un grupo de 14 niñas y niños, y recibe la ayuda adicional de 2 maestras, que las apoyan en esta labor, además de proporcionar clases particulares y ayuda con las tareas escolares.
Las niñas y niños cuales estudian por la mañana, se van directamente en el cole y vienen después del fin de las clases a la guardería infantil. Los que estudian en la tarde llegan por mañana a las 8 a la guardería y empiezan el día con la higiene personal, desayunar, jugar, arreglar tareas, recibir clases particulares, etc. Después del almuerzo les acompañamos a la escuela pública, y les recogemos al final de la escuela. Nuestras pulguitas pasan todo el día en nuestro hogar y siguen al mismo ritmo como sus compañeros más grandes.
Es decir, la rutina y tareas comunes de una familia, el ritmo cotidiano que cada niño necesita para un buen desarrollo físico, intelectual y emocional.
En el tema de la educación escolar nuestras niñas y niños más grandes tienen deberes como arreglar sus tareas, aprender por exámenes, etc. En cuanto el tiempo y el espacio nos lo permite, manejamos esos deberes lo más posible individual y personal, depende de la esfuerza del niño. Nuestras pulguitas aprovechan al máximo de esa filosofía, porque todavía no están expuestos a los progresos de la presión de la escuela pública.
Entendemos nuestra labor diaria no como un pesado trabajo, sino como una pasión y una dedicación a todos los niños y niñas con los que trabajamos.
Intentamos vivir la experiencia diaria como una gran familia. Estamos convencidos de que de esta manera es posible, cubrir las necesidades de nuestros niños y niñas de forma individual y personal, y darle a cada uno de ellos y ellas el máximo cariño y atención.