Categorías News ESPAÑOL

Baterías bien cargadas…

…todos completos y de buen humor, porque hasta 5 de febrero todavía disfrutaremos las vacaciones escolares de nuestros queridos.
Gracias a nuestros donadores fieles hemos podido comprar 12 computadoras, para que por fin también nuestras niñas y niños de Los GUSANITOS Sabaneta pueden aprovecharse del instrumento importante de la informática en la educación.
Aparte de febrero 2018 se encontrarán 35 de nuestros 40 niñas y niños del Tamarindo en edades escolares. Una medida urgente fue la expansión del mueblaje educativo, que hemos podido realizar. Ya que era urgente a ampliar nuestra sala de informática, que hace dos años hemos aplazado, en que hemos educado muy pegado el uno al otro. Ahora brilla con 16 asientos en vez de 10 en los años pasados.
Otra necesidad era el espacio educativo de nuestras niñas y niños de la preescolar, que en conjunto ya son 12 en el Tamarindo. Así les hemos creado su propio espacio en el “antiguo cine”, mientras le hemos pintado y equipado con un ambiente adaptado a sus necesidades. Así también ellos pueden dedicarse a sus juegos educativos en tranquilidad y arreglar sus tareas, que van a traer de la escuela.
Todavía hay mucho que hacer, porque nos faltan los últimos muebles, aquí y allá faltan murales alegres, etc., etc., etc. Como cada año tenemos que irnos a Managua, a comprar montones de libros escolares, cuadernos, materiales escolares y juguetes educativos por nuestros 60 niños y niñas en edad escolar. Pero como dije: Andamos con las baterías bien cargadas, gracias a nuestros donadores tenemos el dinero para comprar lo necesario y contamos con el apoyo de nuestras niñas más grandes, que nos ayudan donde pueden. Así nuestro pequeño paraíso poco a poco brilla en un nuevo vestido.
Espero que ustedes también han iniciado el año con suficiente energía y optimismo que les durará hasta diciembre, ;-).
Y por fin una fotito con Stephany, Génesis, Javiera, Daysi y Anita – nuestra visitante fiel de parte de Los GUSANITOS Suiza – pintando unos muebles nuevos en colores alegres.
Un abrazo que rompe y saludos cariñosos
(Priska Buchmann Scherer)

¡FELIZ NAVIDAD y PRÓSPERO AÑO NUEVO!

Después de que nos hemos aprovechados de la temporada antes navideña y hicimos muchas manualidades y pequeños paseos con nuestros queridos, el tiempo pasó volando. Así hemos disfrutado a lo máximo el último día antes de las grandes vacaciones anuales. Una vez más hemos disfrutado el evento navideña con juegos, bailes y cantos. Por supuesto, tampoco faltaba nuestra comida navideña legendario, pollo horneado con arroz, ensalada y gaseosa hasta explotar. Incluso que a unos por fin se le conoció la profundidad de sus estómagos, ;-). No aguantaban más, miraban el postre con el pesar y el querer poder comer más, pero sus pancitas ya no aguantaban. Cada niño se fue con su árbolito elaborado por ellos mismos con el entusiasmo, que por fin tendrán uno en casa que les ilumina poquito los días navideños. El momento de la despedida ha llegado demasiado rápido, nuestros niños se fueron, en un lado contentos de haber estado con nosotros, en otro lado con unas lágrimas, deseando quedarse y no irse.
Nosotros nos retiramos como cada año para dedicarnos a la gran limpieza de nuestros dos hogares y por supuesto, que por fin nos damos el gusto a disfrutar unas 2 semanas de vacaciones. Con las baterías recargadas recibiremos a nuestros queridos el 8 de enero 2018.
Deseándoles de todo corazón una navidad en que no les falte la tranquilidad, el alimento y los deseos de compartir junto con aquellas personas, que son especiales para cada uno de ellos. Un millón de GRACIAS a todos los que nos apoyaron de una u otra manera, por hacer que nuestras niñas y niños tuviesen un segundo hogar.
Con unas últimas impresiones antes navideñas les deseamos
¡FELIZ NAVIDAD y PRÓSPERO AÑO NUEVO!
(Ingrid Maltez Mejía, Priska Buchmann Scherer y Equipo)


Parece que navidad está en camino

Cada año lo mismo y a la vez, cada año diferente. Son nuestros niños quienes hacen la diferencia, que con su imaginación sin fronteras y su fe infantil todavía creen en hadas y ángeles. Ellos son que año tras año nos llenan la casa con este espíritu antes navideño, que no se compara con nada. Y así ponemos nuestra parte, para que sus creencias en lo bueno se mantengan el mayor tiempo posible.
Como cada año elaboramos nuestros adornos navideños de materiales reciclables. Este año están hechos de rollos de papel higiénico con un fondo de discos viejos.
(Priska Buchmann Scherer)


Mis hermanas Brigit y Anita…

…una vez más preparando un montón de delicias para los Mercados Navideños Suizos. Les mandamos desde Nicaragua un enorme GRACIAS con un abrazo de oso y un beso grande por este gran entusiasmo, que ya año tras año recaudan fondos a favor de Los GUSANITOS Nicaragua.
(Priska Buchmann Scherer)

Niñas y niños soñadores

Quiero contarles un poco de lo que ha sido mi experiencia en el “PARAÍSO DE INFANCIA LOS GUSANITOS “. Ya tengo 7 meses de estar aquí y muy pronto mire las dificultades y conductas de cada niña y cada niño. Al principio pensaba que iba a ser un trabajo fácil, pero con el tiempo llegaban los días y semanas, cuando todo se ponía difícil, ya que nuestros queridos a la hora de arreglar sus tareas decían que “no podían”.
En búsqueda de soluciones por este problema permanente, se me ocurrió a realizar un “árbol de sueños” con ellos y de esta manera ellos mismos se propusieron ciertas metas. No importaba de qué tamaño o tan realistas eran los objetivos, sino de que nuestras niñas y niños soñaban algo bonito. A través de dibujos expresaron sus deseos y metas, colocando en el árbol lo que quieren alcanzar cuando sean grandes.
Haciéndoles ver de esa manera que ellos pueden lograr todo lo que se propongan en esta linda vida, me ha llenado de gozo y alegría. Me sentí alegre a escuchar, como ellos decían al día siguiente por la mañana en cuanto vinieron, yo voy a ser doctora, yo voy a ser Madrina, yo quiero ser presidente, yo quiero ser policía. Desde ese día, mis niños creen firmemente de una manera tan peculiar, que un día tengan una vida mejor.
Esa actividad fue un paso muy importante para el desarrollo de nuestros niños, y espero que nunca dejen de soñar. Por mi parte me siento infinitamente contenta al ver a nuestros niños felices.
(Keli Ingrid Zepeda Parrales)