Categorías News ESPAÑOL

Responsabilidad e iniciativa propia

Me llamo Anna y soy practicante en el Paraíso de Infancia Los GUSANITOS en Granada. Antes que todo, me gustaría expresar que cada experiencia como voluntaria será diferente, dependiendo de la iniciativa que tomen y que les guste. Sin embargo, en una familia así tan grande, siempre es necesario una mano extra con los más pequeños, así que yo he invertido mi tiempo con ellos. Actualmente el más pequeño niño tiene 9 meses y se llama Mathew. Es increíble verlo como se ha desarrollado, desde que anteriormente solo quería estar chineado y cuando esto no pasaba, él lloraba. Ahora prefiere jugar con los otros niños, y muy pocas veces llora. Este grupo de niños pequeños juega bastante, y cuando no lo hacen, están durmiendo o comiendo. Después de que todos almorzamos, ayudo con cepillar sus dientes y prepararlos para una siesta.
Tres veces a la semana imparto inglés a tres grupos de niños en Los GUSANITOS Tamarindo, como también en Los GUSANITOS Sabaneta. Uno de los grupos es de niños entre los 2 y 3 años, muy chiquitos y para ser honesta, es un gran reto hacer juegos con ellos en inglés. Es más fácil con el grupo de niños más grande, quienes están entre la edad de 5 años – y muchos de estos niños tienen la madurez y la comprensión que realmente quieren aprender inglés. Hemos hecho muchos dibujos, canciones y juegos para aprender vocabulario.
En la tarde también les ayudo a realizar sus tareas. La mayoría de los niños de la Sabaneta se encuentran en la etapa inicial y están aprendiendo a escribir las letras y los números – lo que puede ser un poco difícil para algunos niños. Estuve muy sorprendida al ver que niños entre las edades de 10 años no conocen las letras, mucho menos leer. De hecho, esta es una de las razones por la cual Los GUSANITOS es un proyecto importante para los niños. Dado al nivel de educación en algunas escuelas, por eso es bueno que los niños reciban clases extras aquí.
Como segunda razón de porque Los GUSANITOS es importante, es por su función como un lugar seguro para pasar el día. Hay comida, adultos responsables y amigos. Hay actividades divertidas y lecciones educativas y sociales. Tristemente, para algunos niños al no estar aquí, la alternativa sería muy diferente a esta.
Mi primera impresión de Granada fue que la pobreza no la veo tan extrema a como lo imaginé. Sin embargo, ahora sé que tipos de problemas son, los que hay en la pobreza bien escondida. Sé que algunos padres no se interesan en mandar a sus hijos a la escuela y algunos no se interesan, o no pueden alimentar a sus hijos. Los niños necesitan una guardería como esta, para sentirse amados, para aprender valores y para mejorar sus posibilidades hacia un futuro mejor.
(Anna Buus Kristensen, Dinamarca)


Realmente nunca es tarde…

El motivo de escribir, es para compartir con ustedes acerca de mi experiencia más importante, que he tenido durante los últimos cuatro años, que he trabajado en el Paraíso de Infancia de Los Gusanitos en el Tamarindo.
Cuando he empezado a trabajar en Los GUSANITOS nunca me imaginaba, que yo un día sería capaz a terminar mi secundaria. Pero a pesar de mi estado como madre soltera de dos dulces niñ@s, este año por fin lo lograré. Con la mirada por atrás debo decir que la combinación de cumplir con mis obligaciones como madre, además cumplir con mis deberes como madrina de 14 niñas y niños en la edad de la pubertad, y aprender para la secundaria no siempre fue fácil. Pero por fin puedo decir que definitivamente SÍ, todos esos esfuerzos valieron la pena. Ya casi no puedo esperar mi graduación secundaria, que voy a celebrar en grande, porque con la graduación me he abierto todas las puertas, para realizar cualquier estudio universitario. Todavía no sé exactamente por adonde me llevará el camino universitario, porque la profesión de un abogado me fascina igual como la administración de empresas o la contabilidad, pero ya me quedan unos 6 meses para decidir definitivamente.
Estos éxitos no atribuyo solamente a mis esfuerzos, sino también a Dios y a Priska, a cuál doy primeramente las gracias. Gracias por la oportunidad y el apoyo, que ella me ha brindado incondicionalmente durante todos estos años.
Les deseo a Priska y a todas las personas que aportan con su granito de arena apoyando a Los GUSANITOS, que Dios les bendiga.
(Catalina del Socorro González)



La gran diferencia entre Tamarindo y Sabaneta

El tiempo pasa, mientras tanto nuestros pequeños niños y niñas van creciendo rápidamente y nosotras vamos haciéndonos más adultas y adquiriendo nuevas experiencias y nuevos retos.
Hace unos tres años llegué al Paraíso de Infancia Los Gusanitos Tamarindo, donde me encontré con niños que a pesar de sus limitaciones, tenían una gran sed por el querer aprender. Era muy notorio, cada uno con una peculiar forma de ser que siempre los diferenciaba. El comienzo de esta experiencia en el Tamarindo fue difícil para mí, porque me enfrentaba ante un reto enorme para mi parecer. Como primer punto, empezaré por unas de las tareas diarias, que realicé como parte de mi trabajo:
Reforzamiento escolar: Todos estaban dispuestos a tomar sus mochilas y entrar al salón para resolver sus tareas de la escuela, con lo que empezaba el enfrentamiento de problemas. El tema que habían recibido ese día en el colegio no fue fácil de percibir y al querer, y no poder comprender la explicación, sus mentes se bloqueaban. Por lo tanto, se decían a sí mismo “No puedo”, casi lo único lo que realmente creían. Así mi tarea fue, mis niñ@s con pequeños empujones y pequeñas charlas de ánimo, hacerlos capaces de resolver sus tareas por su propia cuenta. Así aprendieron poco a poco a creer en ellos mismos y en sus capacidades. Por fin mi trabajo ha cambiado, porque solamente era necesario pequeñas ayudas y ciertas darles explicaciones, cuando se encontraron confundidos en alguna tarea. Este éxito nos ha abierto varias puertas de libertad, para dedicarnos a otros temas interesantes e importantes, como por ejemplo Conocimientos Generales, Inglés, Informática, Música, Baile, Artesanía, Cocinar, etc.;
Trabajo en equipo: Este siempre fue un pequeñito problema para ellos, ya que a la hora de colaborar todos juntos en una sola tarea, terminaban en discusión y quizás solo uno de ellos o ellas era el que terminaba haciendo el trabajo de todos. Pero al final se encontró el método para que se unieran y funcionara, especialmente los más grandes, :-D;
Música: Este tema al comienzo fue difícil ya que no podía sugerir otra cosa más que el Reggaetón. Después de muchos intentos, lograron dejarse llevar por los diferentes géneros musicales, por supuesto sin dejar a un lado el reggaetón, ;-).
En fin, cuando pienso en los diferentes cambios y experiencias que tuve en Los Gusanitos Tamarindo, debo decir que fueron muchos. Pero el que más ha hecho énfasis, ha sido el aprendizaje escolar y el desarrollo personal. Después de tantos sube y bajas que se han dado, ellos lograron encontrar el camino correcto, a pesar de los diferentes inconvenientes que hay en la escuela.
Ahora mi nuevo reto se encuentra en Los Gusanitos Sabaneta. Al día siguiente de inaugurar, comenzó nuestro primer encuentro con un pequeño grupo de niños, que no conocían de límites, ni reglas y principalmente con un vocabulario desagradable. Con este primer pequeño grupo tuvimos unos días muy, pero muy movidos. Los días fueron acompañados de canciones de llantos y eso era todos los días. Como olvidar los primeros días de nuestro pequeño Randy; con el eran gritos, patadas, mordiscos, llantos, y un vocabulario sucio. Randy cobró todos los días algún pequeño castigo, mientras le he mandado en el cuarto para pensar sobre su mal comportamiento, lo que no impidió que me amenazó, diciendo que mañana iba a traer un gran cuchillo de su casa para vengarse. También no falta mencionar a Maxi, sus primeros días fueron duros, especialmente cuando su mamá lo venía a dejar a nuestro hogar. Algo que conocimos muy bien de él, es que ama mucho la comida y hasta los vegetales, que no a todos los niños les gustan, así que Maxi a la hora de comer es un gran ejemplo, :-D.
Un mes después de la inauguración, Los Gusanitos Sabaneta abrió las puertas a más niños, ya atendemos 26 niñas y niños. En esos niños observamos bastante déficit de aprendizaje. Tenemos muchos niños que por su edad deben enfrentarse al problema, que en un año escolar deben completar 2 años escolares. Así sucede, que niños que completan el tercero y cuarto grado en un año, aún les cuesta identificar las vocales. Eso es el punto donde nuestro trabajo es más duro y me recuerdo, que con los niños del Tamarindo fue igual, pero mientras tanto este problema se ha corregido. Aquí en la Sabaneta volvemos a empezar de cero, aún más fuerte, pero las experiencias de mi tiempo en el Tamarindo me dan mucha esperanza y fuerza.
Por desgracia hace evidente, como que el desinterés por la educación de parte de las autoridades encargadas de este trabajo es aún más grande. A los maestros y directores falta el interés a educar y no les importa que sus alumnos aprendieron la lección o no.

Pero nuestras esperanzas no mueren, es más, ellas aumentan, ya que nuestro objetivo es que nuestros niños aprendan más de lo que el programa de aprendizaje nicaragüense les ofrece. Esto teniendo en cuenta nuestro lema “la forma de su ser hace que cada niño es único”.
(Andrea Pacheco)



Dedicación, amor, y mucha paciencia

Después de la exitosa Inauguración del 1 de mayo, el 2 de mayo ha empezado “la seriedad de la vida” en Los Gusanitos Sabaneta, con nuestros primeros 10 niños y niñas. Os contaré un poco la vivencia que hemos presenciado, en el que iniciamos una ardua labor.
Comenzando con muchas energías, grandes metas y retos por cumplir, logramos apreciar en las últimas semanas la inmensa debilidad que hay en el aprendizaje y en el desarrollo en general de cada uno. Hemos analizado las primeras notas de Adriana, Geovanny, Oscar y Karen, evaluando unas calificaciones tristes, en el que se imaginarán como estarán. Por esta razón se les hablaba de retos a realizar que lograremos poco a poco, con dedicación, amor y mucha paciencia, sin que falte utilizar la constancia para llegar a perseverar.
También les cuento la manera en que los niños se alegran y se divierten, con solo el hecho de estar con nosotras, ni siquiera desean volver a casa a la hora en que tienen que retirarse.
Maxi (2½ años) es uno de ellos, que disfruta el jugar con las madrinas. Al principio viendo, sin parar de llorar, sin expresar ni una sola palabra. Un avance que se ha logrado con él, es que ha dejado de llorar y ha empezado a disfrutar de su niñez. Ya pide agua y repite palabras, que nos da mucha risa. Cuando preguntamos a Maxi: “¿Quieres repetir comida?” o “¿Quieres fresco?” o cualquier otra cosa: Él generalmente contesta con un “NO”, queriendo decir un “SÍ”. Mientras tanto nos hemos acostumbrado. A pesar de su vocabulario limitado, sabemos lo que Maxi nos quiere decir.
Su hermana Adriana (12 años) no se queda atrás. Desde el 2 de mayo ella va diario a clase, aunque al principio le dio mucha pena irse con lo chiquititos en el 1°. Mientras tanto, su espalda se ha estirado un poco, ya casi no anda como abuelita de 80 años, con un moño maltratado. Es decir, que su autoestima en corto tiempo ha crecido, por lo menos un poquito. Entre otros, esa “culpa” tienen las manos mágicas de nuestras madrinas Kelly y Andrea. Resulta la triste realidad, de que el cabello de Adriana nunca en su vida ha visto un champú, ni si quiera un peine. Así nuestras madrinas la embellecieron en un largo procedimiento, acompañado de muchas ¡YYYAYYY’s! de parte de todas las involucradas. Pero valió la pena, ahora Adriana constantemente muestra una enorme sonrisa llena de alegría, en lo que ella expresa que le gusta mucho el cambio que se le ha realizado. A partir de ese instante, ella los fines de semanas llega a mi puerta, pidiéndome un peine para embellecerse.*
Así nos alegramos de los pequeños-grandes avances, que hemos logrado en poco tiempo con nuestras primeras 10 queridas y queridos.
En los últimos días, Priska y yo hemos visitado varias “viviendas” de futuras niñas y niños. Fueron días durísimos, el enfrentarse con las realidades inhumanas en las que viven las familias de nuestros futuros pequeños. Días tristes, que nos dieron noches de insomnios, lagrimas, cólera y mucho más. Así nuestras emociones tenían que aguantar unas y otras tormentas, por nuestra infinita impotencia.
A partir del 1° de junio vamos a aumentar la cantidad de niñas y niños de 10 a 28 y continuaremos más adelante informándoles sobre sus avances.
*Nota: Nos gustaría mucho regalarle a Adriana su peine, sus jabones, etc. para usarlos en casa. El problema es, que ella no los tendrá ni un solo día, sin que sus propios familiares se los arrebate, para cambiarlos por dinero.
(Ingrid De Los Ángeles Maltéz Mejía)



GRACIAS por su solidaridad…

El 1 de mayo 2017, hemos creado en CONJUNTO un hogar de armonía y seguridad. Un pequeño paraíso, que brinda a 40 niñas y niños más, un futuro mejor. Muchas GRACIAS por todas las palabras de felicitaciones y buenos deseos en nuestro nuevo proyecto, que he recibido a través de los diferentes medios de comunicación. Con mucho gusto trasmitiré esas felicitaciones a nuestr@s Madrinas, Practicantes, Familiares, Socios, Patrocinadores, Donantes Individuales, Amigos y Ayudantes, porque sin el gran esfuerzo de un armonioso conjunto, el Paraíso de Infancia Sabaneta nunca habría nacido.
GRACIAS por su solidaridad, GRACIAS por su confianza y GRACIAS, por estar siempre y fielmente a nuestro lado.