Categorías News ESPAÑOL

Feliz cumpleaños mi Vida

A la frágil edad de 20 días, casi como un Ángel del cielo, el bienestar de Montserrat cayó en mis manos. Hasta hoy siento como esa pulgarcita tan tiernita, conquistó su lugar en mi corazón. Mientras tanto Montserrat tiene dos añitos y se ha desarrollada en un frijolito travieso, chispa y alegre, ;-). Momentos que dejan despertar recuerdos bonitos, como también los tan difíciles que hemos superado con ella, mejor dicho, con ellas.
Y si miro las fotos, me recuerdo a una frase que nuestra voluntaria Carla hace años ha publicado en nuestro blog:
“…y si los niños paran por un rato con sus juegos y piensan que no hay nadie observándolos, sus mentes parecen estar en otro mundo, lleno de melancolía y tristeza. En esos momentos miran con nostalgia en la distancia, y sus pequeños ojos muestran los dolores y problemas con el que los niños realmente no deberían cargar. Pero 2 segundos después se distraen e inmediatamente están cantando y riéndose, y parece como que la tristeza nunca había existido…”
Sí, hay muchas razones para celebrar el cumpleaños de este rayo del sol en un entorno especial, acompañado de sus hermanitas Stefanie y Javiera, como también mi ahijada Yaritza.


copy Nunca me acostumbraré, nunca…

…para describir lo que vi y lo que sentí, cuando nos hemos enfrentado a las bajas circunstancias en las cuales viven las familias de nuestras futuras niñas y niños de la Sabaneta. Mi alma se quemó, mi estómago se congeló y el almuerzo se me pegaba en la garganta. Nunca me acostumbraré, nunca…
Humildad es una cosa, pero ni con mi mejor voluntad logro a relacionar esas circunstancias de vida con la palabra humildad. En este mar sin límites de necesidades llevaremos nuestra gotita de agua.

Concentración TOTAL, :-DDDD

…con Chery, Alejandro, Fabiola, Alexander, Kimberling y Pabel, en el pequeño dictado que realizan a diario


Poco a poco se convierte…

…nuestro nuevo hogar infantil en un colorido y cariñoso nido de seguridad. El hecho de que por fin nos costó mucho esfuerzo a encontrar la casa adecuada, nos ha sido así tan fantástica, para que nos ha dejado crecer alas, ;-). Así gracias a un alegre y laborioso equipo, nuestra casita en poco de tiempo ha cambiado completamente su apariencia. Hemos creado un hogar cariñoso que en nada se asemeja a lo que era antes.
Ha sido un trabajo divertido y animado, pero al mismo tiempo muy duro. ¡Claro!, nos daba satisfacción el saber, que todo lo que realizamos, es para una buena causa.
El mensaje, de que algo especial está pasando en esta casa, se ha extendido rápidamente en el barrio. Muy pronto estuvimos rodeadas de un circulo de niñas y niños curiosos de nuestro vecindario, que observaron cada paso de nosotros.
Una de ellas se llama Melissa, que tiene aproximadamente unos 5 años. Para ver más precisamente de lo que sucede en esa casa, ella prefería observarnos desde arriba de un árbol de mangos, o pegada a unas rejas. También ella vigilaba cada uno de nuestros movimientos, acompañado con montones de preguntas: “Como te llamas, dónde vas, que haces, porque lo haces, etc.” Esa preciosura tan chispa hemos invitado a almorzar y ella se relacionaba rápido con nosotros. Muy pronto descubrimos, aunque Melissa aún es pequeña, sin embargo, su madura forma de pensar por nada está conforme de su edad. Melissa pasa todo el día con nosotros sin que nadie la extraña, respectivamente pregunta por ella, o la llama a casa. Así media de la noche ella vaga por el barrio, pero solamente allí donde hay luz, dice ella, porque la oscuridad le daría miedo. Mientras la acompaño a casa, esa pequeña grande criatura agarra fuerte mi mano y no deja de hablar y hablar y hablar… Melissa ya es parte de nuestro equipo, ella nos “apoya” a pintar, y nunca para de preguntar, ;-).
Bueno, continuaremos poco a poco, informándoles de vez en cuando sobre los avances que hemos logrado en el Paraíso de Infancia “Los GUSANITOS” Sabaneta.
Mientras tanto les mando un saludo
(Ingrid De Los Ángeles Maltez Mejía)


Hemos encontrados la casa adecuada…

…ya tomaremos al toro por los cuernos, porque por fin podemos abrir nuestra segunda guardería infantil que se llamará “LOS GUSANITOS” Sabaneta.
Como el nombre lo dice, la guardería infantil se encontrará en la Sabaneta, en Granada. La Sabaneta es un enorme barrio que comprende aproximadamente unos 2’000 habitantes.
Correspondientemente grandes son las innumerables cantidades de niños y niñas que sufren bajo las desgraciadas circunstancias que les rodean.
Una caminata por la Sabaneta me dio la impresión como que nada había cambiado en los últimos años, como que el tiempo se había detenido. Otra vez cara a cara hacerme frente a esa enorme cantidad de necesidades, por un rato ha dejado caer una sombra sobre mi alegría, por haber encontrado la casa adecuada. Me hizo sentir deprimida, porque me sentí como retrocedía por 5 años. El principio con nuestras primeras niñas y niños en el barrio Tamarindo pasó como una película por mi mente. Una y otra vez, nuevamente me di cuenta de lo que hemos conseguido con nuestras niñas, nuestros niños y sus padres en los últimos 5 años. Avances enormes que en el transcurso del tiempo ni solamente habían caído en el fondo, sino casi habían sido olvidados como una reliquia polvorienta.
Pero antes de que me tocara la melancolía total, es mejor regresar a la realidad. La Sabaneta es definitivamente un lugar que nos necesita, aunque lamentablemente solamente a 40 niñas y niños podemos ofrecer un hogar de paz y tranquilidad.
A partir del 1 de marzo 2017 podemos mudarnos a la casa. Hasta el 30 de abril nos tomaremos el tiempo, de acomodar el hogar según nuestras necesidades. Estamos convencidos, de que con Ingrid Maltez Mejía como Administradora Técnica de nuestra segunda guardería infantil, celebraremos la inauguración de “LOS GUSANITOS” Sabaneta el 1 de mayo 2017.
El mismo día celebraremos el quinto aniversario de la Guardería “LOS GUSANITOS” Tamarindo. Porque el 1 de mayo del 2012 hemos abiertos las puertas en el barrio Tamarindo, para acompañar a nuestras primeras 40 niñas y niños a un futuro mejor.
(Priska Buchmann Scherer)