Los primeros paquetes de alimentos básicos…

…se van de paseo a las familias de nuestras niñas y niños. Aquellos que todavía conservaban un trabajo, igualmente lo perdieron debido a la nueva crisis. La situación ha empeorado considerablemente, y por lo tanto me hacen falta las palabras para describir demasiado sufrimiento.
A Como lo expresé anteriormente, la prioridad está en nuestros pequeños y pequeñas con sus respectivas familias, pero lo más pronto posible atenderemos de igual forma con este programa a unas ancianas con sus pertinentes provisiones. Estas mujeres a pesar del peligroso ambiente, siguen vendiendo sus productos en las calles o al mercado. Ellas no tienen ahorros, y mucho menos venden cada día lo bastante, para llevar suficiente comida a la mesa. Toda su vida han trabajado duro, y aún son obligadas a continuar haciéndolo, ya que no tienen ningún derecho a una renta para vivir dignamente, mucho menos a deleitarse de su vejez.
En este lugar un enorme GRACIAS a Kelly, por su gran trabajo. «Creo que es genial que siempre estás ahí y perennemente lista, a apoyar mis locuras».
Y por fin, pero ni al final, nuestros AGRADECIMIENTOS van a los donadores que, a pesar de la crisis mundial, no se han olvidado de nosotros y siguen apoyándonos económicamente.
P.D. Mientras estoy empacando las provisiones pienso, “Dios mío, no es primera vez que hago esto, me siento como hace 12 años atrás”, 😢.
¿Ay Nicaragua, Nicaragüita, cuando vas a avanzar.
Cuídese y manténgase sanos, Priska