Se acuerdan de Aixa…

…la muchachita tímida y excepcionalmente inteligente. La mujercita que fue una de las primeras niñas que hemos atendido en nuestro Paraíso de Infancia Los GUSANITOS Tamarindo. La mamá sustituta que, como hermana mayor, siempre se preocupaba por el bienestar de sus siete hermanas y hermanos menores.
Aixa una vez más nos ha enseñado, de que “por donde el amor cae, tiene que caer” y “En contra de las hormonas locas, no puede ni la inteligencia”, ;-).
Aunque parece como que hemos fallado por el tema de la educación sexual con ella, somos ni menos contentos sobre el nacimiento de su hija Mariquita. Bueno, en realidad esa dulzura se llama María, pero no puedo quitarme la mala costumbre de darles sobrenombres adecuados, a niñas o niños, que a primera vista se deslizan en mi corazón, ;-).
Querida Aixa, me alegra que a pesar de este pequeño dulce “incidente” continúes con tu secundaria. Esto, especialmente en nuestras latitudes, requiere mucho coraje, fuerza y energía. Te deseo, que esta pequeña y tierna criatura te da las fuerzas necesarias, por el camino pedregoso delante de ti. Que Mariquita te llenará con amor y alegría en momentos difíciles y que ella haya heredado muchas cualidades de tu buen carácter.
(Priska Buchmann Scherer)