Mi labor…

…en el Paraíso de Infancia Los GUSANITOS comenzó hace 2 ½ años, empecé como voluntaria, el cual me gustó mucho estar con todas esas niñas y niños. Fui contratada para cuidar a un grupo de niñas y niños, al mismo tiempo comencé mis estudios universitarios como profesora de matemáticas. Esta ha sido la experiencia más bonita y una gran oportunidad en mi vida. Desde entonces he aprendido mucho, el cual le estoy muy agradecida a Doña Priska por haberme abierto las puertas a este paraíso y por haber confiado en mí.
Durante esos últimos años poco a poco he conocido cada uno de nuestr@s 40 niñas y niños personalmente, sabiendo por sus necesidades, sus fortalezas, sus debilidades y sus caracteres muy individuales. Pero de mi parte ni solamente era un dar, sino también un tomar, porque sobre sus comportamientos – de vez en cuando muy directos y especiales – ellos me han ayudado a madurar como persona.
También he entendido, que nuestr@s niñas y niños se merecen dedicación, amor, cuido y estar pendiente de ellos a cada momento. Estar cien por ciento dedicado a ellos en momentos difíciles es lo más natural del mundo para mí.
Hace unos meses Doña Priska me ha dado nuevamente otra oportunidad, al confiar en mi al hacer un cambio de rol, donde me delegaba a ayudar en sus tareas y darles reforzamientos individuales a nuestr@s niñas y niños. Velar por sus futuros educativos me ayudará en adquirir más experiencia en mis estudios como profesora de matemáticas. Mi nueva tarea me gusta mucho y le agradezco a Doña Priska de corazón. Ella ni solamente hace una gran labor con todos nuestr@s niñas y niños, sino también con cada Madrina. Sin el trabajo en Los GUSANITOS y el apoyo por mis estudios universitarias, la realización de mi sueño profesional sería imposible.
(Ana Gisell López Martínez)