Con carcajadas inolvidables…

…hemos despedidos las vacaciones anuales. Con el Circo Social de Madrid, llamado “Circlosión de Carcajadas” hemos pasados unas horas tan alegres, hasta que unos y otros ya saben en donde se encuentran sus músculos. Este equipo maravilloso tiene como misión, viajar por el mundo para alegrar a las personas desfavorecidas, mientras les sacan una risotada tras otra. Nunca he escuchado, que nuestr@s niñ@s – incluyendo a las madrinas – estallen así, completamente en risas, como fue en este evento. Ya que por nuestr@s querid@s seguramente es una experiencia inolvidable, que pasará como una vivencia especial a la historia de sus infancias. Lo que me ha sorprendido tanto, es que ni si quiera extrañaron la piñata obligatoria, que siempre hay en estas fiestas nicaragüenses, ;-). Eso es un signo genial y el equipo de “Circlosión de Carcajadas” se merece una medalla especial por este logro. Estoy segura que este evento en las próximas semanas será el tema constante en las conversaciones diarias de nuestros niños y niñas.
Pero eso no fueron todas las sorpresas del día. Nuestr@s niñ@s de la Sabaneta vinieron caminando, cuando de pronto una mujer paró su carro, preguntando quiénes son y adonde se van. Unas horas después aquella dama tocaba a nuestra puerta, cargada con tres sacos llenos que contenían zapatos nuevos para niñas y niños. Al conocerla se presentó con el nombre de Jessenia y me dijo: “Al verlos caminando me imaginaba que son niñ@s de escasos recursos, por lo tanto, me detuve”.
¡Estoy completamente abrumada! Un simple GRACIAS me parece poco, pero no me queda de otra. En este sentido mando al equipo de “Circlosión de Carcajadas” y a Jessenia un enorme abrazo con un beso grande por obsequiarnos este día inolvidable.
(Priska Buchmann Scherer)